jueves, 4 de octubre de 2018

MEMORIA ACTIVA- Historia de la Educación en Argentina-Período 1966 a 1982

Entrevistas -

 Se ha preservado en las entrevistas las identidades (apellidos) de los entrevistados, respetando su privacidad; solo se los menciona con el nombre de pila.

   Introducción

 La elección del período tiene como correlato algo de mi historia personal, en el año 67 comenzaba a cursar mi escuela secundaria,  finalizando la misma en 1972;  período que viví desde ese año en gobierno militar de Onganía, pasando por Levingston (1970), Lanusse en (1971); y luego de finalizar N. Secundario el comienzo del gobierno Peronista con Cámpora,  la llegada del gobierno de Perón, la asunción de Isabel Perón al gobierno por el fallecimiento de Perón, y el golpe militar de 1976. Si bien no ingresé en esos años a la Universidad, muchos de mis compañeros/as y conocidos lo hicieron; de mi parte viví el período democrático del gobierno peronista,  luego el golpe de Estado, desde lo laboral y familiar. Una época de la cual han quedado huellas que vale la pena no olvidar, mantener viva la memoria histórica, nos permite recordar aquellos disciplinamientos, censuras, prohibiciones, condicionamientos de género, opresión, miedos, represión y desapariciones …..Y pensar en “nunca más” regresar a esa parte nefasta de nuestra Historia. Por este motivo elegí este período!, revivir la Historia de esos días fue movilizante, pero necesaria de ser revisada en los tiempos que corren.

Desarrollo 


En cuestiones de género nuestra Historia marca instancias reveladoras en la vida de las mujeres, la evidencia muestra que las construcciones sociales y culturales que fueron significantes de atributos femeninos y masculinos atravesaron varios períodos históricos.  Una relación binaria, congruencia biológica marcada por matrices sociales que fueron marcando diferencias, discriminación y subordinación de un género a otro. El matrimonio parecía ser el destino del género femenino, el control y códigos morales  de las jóvenes se mantuvieron vigentes por mucho tiempo, pero algunos sectores se permitían algunas transgresiones (D. Barrancos 2010_Pag.28/29).

En la década del 60 la mujer comienza ocupar espacios junto a los varones en carreras universitarias, sobre todo en ciencias sociales, como psicología y sociología; y en carreras como ciencias exactas, ciencias naturales, obstetricia, medicina y farmacia. Esto fue avanzando en los años 70, salvo en carreras como ingeniería y/otras carreras tecnológicas; sin embargo los cargos docentes en la Universidad guardaban aún el privilegio de ser de los varones  (D. Barrancos 2010_Pag. 35).[1]



En la entrevista Guillermo afirma lo explicitado por la autora:

“…las mujeres ya participaban mucho…al estar en la universidad la mujer, está planteando otra cosa…está planteando un desarrollo de vida personal muy distinto al que se tenía previo a la década del 60…la visión de la mujer en revistas Para Ti y Vosotras….que hicimos un análisis en Sociología, que era contrapuesto a la posición de las revistas…en sentido crítico….resumida a su hogar, cocina, hijos, a la limpieza…”
“…en las carreras de Psicología, Filosofía y Letras y sociología había muchas mujeres…se podía ver que eran carreras con apertura, no cerradas, esquemáticas….se veía a la mujer tratando de adquirir un nuevo rol en la universidad…discusiones y problemáticas que se trataban…yo militaba en la FUBA …mujeres también  militaban…) Guillermo

    El gobierno militar de J. C. Onganía pretendió subordinar las universidades al poder político, limitando las libertades académicas, su autonomía, con sello de autoritarismos.  En 1967 se promulga la ley 17.245 a fin de edificar un régimen universitario cimentado en gobierno de profesores, con la intención de normalizar las instituciones, sin embargo esto no tuvo avance en limitar en el gobierno de Onganía la politización progresiva dentro del ámbito académico. La denominada Revolución Argentina no logró minimizar el avance de la resistencia de parte de los estudiantes, en rechazo a las nuevas leyes y estatutos que reglamentaban mecanismos de ingreso y condiciones de regularidad (Pablo Buchbinder 2005_Pag.4).

  En 1967/68 se producen movilizaciones en rechazo al aumento de los comedores universitarios, en las universidades del interior, Córdoba y Nordeste;  fueron partícipes de un escenario violento con disturbios donde los estudiantes eran detenidos y encarcelados. Pocos días después se produce el Cordobazo, que indujo  la caída del gobierno de Onganía. Se fueron fortaleciendo las organizaciones gremiales estudiantiles, con mayor participación política, con ansias de producir grandes cambios en las estructuras de poder;  la militancia y  el compromiso político caracterizó a las generaciones de estudiantes en niveles superiores. Identificaron claramente quienes eran en ese momento sus enemigos políticos: las fuerzas del Estado, el Ejército, y la Policía; como todo lo relacionado a el Imperialismo  (Pablo Buchbinder 2005_Pag.5).[2]

  Estos acontecimientos históricos lo narra en primera persona Guillermo en la entrevista, confirmando desde rol de alumno, los mismos, en la Universidad de La Plata y la UBA.
“… en Bs. As. al poco tiempo de entrar en la Universidad, se da el golpe de Estado de Onganía…un cambio muy grande…recuerdo “La noche de los bastones largos”…un período muy triste como todos los golpes militares…las libertades en las universidades se vieron afectadas…la policía podía entrar dentro de la universidad, se perdió parte de la autonomía…en la UNLP fuimos afectados por que se cierra el comedor universitario, que…todos los que no vivíamos en La Plata, y aun los que sí vivían en LP en pensiones, tenían  la posibilidad de tener 1 o 2 comidas…eso aliviaba el costo de estar allá…ya que este era mínimo y permitía seguir la carrera universitaria…fue lo primero que hicieron…) Guillermo
“…en esa época de gobierno militar...fuera del ámbito universitario se prohibieron los cantos de las murgas…cantos que no debían hacer referencia a Perón…si uno iba por la calle y tenía el pelo largo, la policía le cortaba el pelo…tener pelo largo o barba era encasillarte en actitud de rebeldía…todo muy represivo…” Guillermo
“…en el mundo había pesado mucho el tema del 68 francés…la revuelta en Francia de los estudiantes…eso lleva en el 69 a toda una revuelta que termina en el Cordobazo…toda una serie de manifestaciones…se seguía con la proscripción del Peronismo…se quería limitar la actividad política en la Universidad…se prohibieron las elecciones del Centro de Estudiantes…las hacíamos en lugares clandestinos…no me voy a olvidar nunca…en sub suelos de Dock Sud…y…ahí se elegían las nuevas autoridades para el Centro de Estudiantes…la prohibición de libros…un direccionamiento en cuanto a lo que se podía difundir a través de la Universidad…libros de estudio…hubo cambio de profesores…cambios importantes del cuerpo docente… ya en la década del 70 hubo estudiantes y docentes desaparecidos…”  Guillermo

    Ante el fracaso del proyecto de Onganía de controlar las universidades y luego de la noche de los bastones largos,  en las cátedras se propone reemplazar a docentes  cientificistas por jóvenes sociólogos, algunos vinculados al peronismos o al catolicismo (entre 1967/1970), tratando de concentrar nuevos principios a los programas vigentes,  cuestionando discursos  cientificistas de la sociología, propiciando la creación de nuevas categorías teóricas, que a su vez generaran otras formas de transformar la realidad Nacional. Una nueva mirada más crítica de las ciencias sociales que las de comienzo de los 60, a partir de una discusión sobre orientaciones marxistas, que eran  debatidas y cuestionadas  por minimizar relevancia en la identidad y tradición cultural. Se esperaba tener un mayor conocimiento social de la realidad local, debiendo integrarse al proyecto de Liberación Nacional, tener un alto compromiso con las problemáticas nacionales, y participar de la transformación social que se avecinaría en el país. La fundamentación teórica de estas concepciones se basaba en el análisis de la Historia Latino Americana. Situación que contribuyó al proceso de transformación política ideológica de la década del 70. Surgió una nueva cultura académica relativizada por la resistencia a las dictaduras y más tarde al peronismo.

Finales de los años 60 se consolidan agrupaciones juveniles y estudiantiles, pertenecientes a diferentes ideologías, en algunas escuelas secundarias se forman Centros de Estudiantes, y en las universidades agrupaciones como Montoneros, Franja Morada, Juventud Universitaria Peronista u FUBA (Federación Universitaria Argentina). (Pablo Buchbinder 2005_Pag.7). En los primeros años de los 70 se crean doce nuevas universidades públicas, entre nacionales y provinciales, con firme intención de des centralizar el sistema de estudios;  revueltas estudiantiles que fueron influenciadas por el mayo Francés de 1968; impulsaron la puesta en marcha del proyecto, que llevó a cabo el decano de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, A. Taquini (Pablo Buchbinder 2005_Pag.8). Sucesos relatados por el entrevistado Guillermo.
  Fueron las primeras universidades privadas la UCA, E Salvador, Morón, la Universidad Argentina de la Empresa y la Belgrano.[3]

“La universidad pública también es parte de complejas tramas, en las que el desempeño estatal y las variaciones del régimen político irán dando cuenta de permanentes modificaciones en la relación Estado y sociedad/universi­dad, y por lo tanto de los vínculos en­tre los distintos grupos, clases y actores sociales que, configurados estructural­mente, buscaron consensos, confron­taron, o se neutralizan en los debates constitutivos de las políticas públicas del sector educativo.” (Flores J; Araujo, J y  Dabat, R -2010 pag.80).

En relación a la militancia de Guillermo en la Federación Universitaria Argentina (FUBA), el entrevistado hace mención a que dicha agrupación pertenecía a la ideología relacionada con la reforma universitaria de 1917. Los objetivos de dicho movimiento eran ampliar bases para una mayor autonomía, que incorporara en los claustros a estudiantes en el gobierno de la Universidad, con la incorporación de nuevas maneras de producción,  desarrollo en metodologías de enseñanza y del pensamiento científico. Transformaciones que se cristalizaron  en otras universidades nacionales, esta Reforma Universitaria para Adriana Puiggrós representó el primer discurso pedagógico popular de América Latina. Nueva estructura que no solo promovía una innovación en lo académico, sino que este programa reflejaba lo simbólico de la sociedad; con el voto de estudiantes para la elección de miembros de Asambleas y Consejos Universitarios, la renovación de los planes de estudio de cátedras y la conformación de centros de estudiantes. Los binomios: Universidad/Sociedad- y Conocimiento/Democracia explicitan procesos inherentes a una cultura propia de esos tiempos en la Universidad (Flores J; Araujo, J y  Dabat, R -2010 pag.83).[4]
La escuela secundaria de finales de los 60 comienzos de los años 70, en la memoria de los entrevistados  Aldo y Silva, difieren en que Aldo alude a un desconocimiento sobre participación política de los estudiantes en la Institución dónde estudiaba y  se encontraba alejado de toda información de qué acontecía en otras instituciones de la zona; Silvia en cambio, reconoce participación en Instituciones de gestión estatal en la misma época, y explicita que en su escuela no había tampoco Centro de Estudiantes. Ambos entrevistados recorren en su Secundaria el mismo período con diferentes visiones sobre el clima escolar, político social y cultural.

“…por el año 69 creo empecé la secundaria… de gestión privada subvencionada…iba con estudiantes que eran una mezcla  de la sociedad…gente humilde y de muchos recursos…respeto entre docentes y alumnos….autoridad soberana…nosotros no sentimos ningún tipo de censura, en cuanto a lo que quisiéramos abordar …todos los docentes estaban muy libres a lo que uno les preguntara…muy libre…era todo muy compartido por sexo…en educación física tampoco había diferencias…no era restringido…no había obstáculos…no hubo restricciones para nada….) Aldo
“…iba a escuela privada….tenía sus reglamentaciones a cumplir a raja tabla…uno se revelaba a un montón de cosas…el uniforme, el maquillaje…las chicas nos subíamos la túnica…la preceptora se encargaba de hacerte usar la túnica con el largo correspondiente, pasaba y te tiraba la pollera para abajo y así tenía el largo que tenía que tener….estrictos con el tema del pelo y maquillaje…cabello atado…no en la cara…la preceptora te apartaba de la fila...te mandaba al baño a que te saques el maquillaje, en cuaderno de comunicaciones se comunicaba a tu familia para ser firmado…yo lo seguía haciendo hasta que una vez me llevó a lavarme la cara…eran épocas en que había que cumplir las reglas del colegio…eran bastantes estrictas…autoridad bien representada por el rector y profesores…te hablaban de usted…era la época así…no se podía ser más flexible…)
Silvia

En cuestión de género y sexualidad:
“…en mi familia no se hablaba de sexo, era un tema tabú…en la escuela tampoco…entre las chicas se hablaba y sí se transgredía…se entablaba un vínculo con un chico, que no siempre terminaba en noviazgo o casamiento…chicos y chicas de la época sí irrumpimos en una sexualidad más abierta…se rompió un poco los moldes….que tenías que casarte para acceder a una sexualidad completa…que incluyera la genitalidad…)
Silvia

En el mundo…acontecimientos como la Revolución Cubana y la guerra de Vietnam fueron alentando aires de justicia social y soberanía en Latino América, inspiraron a la juventud (de ambos géneros) a participar en militancia, que incluía la lucha armada, como instancia de alcanzar estos objetivos  (Pablo Buchbinder 2005_Pag.7).

El final del gobierno de J. C. Onganía, marcado por el Cordobazo, da paso en 1970 a un leve período de gobierno:  Levingston (1970-3/1971), en marzo de 1971 asume como presidente A. A. Lanusse (1971/1973).
Con la retirada de los anteriores gobiernos militares y con Lanusse A. como presidente pone fin a la proscripción en la actividad política, levanta sanciones a los sindicatos autorizando el descuento en salarios a su favor, llama a paritarias libres y posibilita el llamado a elecciones democráticas (manteniendo la proscripción a Perón).[5]

Tiempos de movilizaciones populares, organizaciones armadas provocan la decisión de dejar el poder en 1973, asumiendo H. Cámpora como puente a la posterior llegada de Perón J. D. al poder. Este breve período democrático de Cámpora H. estuvo ceñido por un conflictivo proceso de movilización universitaria, la fracción Peronista más radicalizada como movimiento político logra ocupar el poder de gobernar ministerios, y tener gran influencia decisiva en la dirección de las universidades. La toma de universidades deviene en la promulgación del decreto de intervención en las mismas, aduciendo que estas atravesaban una crisis “reflejada en el plano cultural, la dependencia económica y política”.  La mayoría de los interventores pertenecían a la fracción del peronismo o de montoneros. El objetivo de la liberación nacional era colocar nuevamente a las universidades nacionales “al servicio del pueblo” (BUCHBINDER, P. 2005-Pag.9)

En los años 73/74 se vivía en las escuelas pretensiones de libertad,  sin pensar en mayores derivaciones, toma de escuelas, una cultura juvenil más politizada y con actividades partidarias o en centro de estudiantes.

La Universidad debía favorecer la producción de una cultura originaria de la región, nacional y popular; se destacaba la discrepancia entre la docencia con otras funciones que estuvieran al servicio de empresas  multinacionales o extranjeras.  En la UNL y Bs As se crearon materias dedicadas al estudio de la realidad social argentina, como institutos para la investigación sobre problemáticas del Tercer Mundo (Pablo Buchbinder 2005_Pag.10).

En la entrevista a Aldo, él relata en primera persona el curso de ingreso a la UNLP en la materia Realidad Nacional (o Social?),  el contenido de la misma y los agrupamientos que convivían en la Universidad:
“…ingreso en la UNLP en el 75…no había un examen de ingreso…lo que había era como una orientación…se llamaba Realidad Nacional…curso más político…yo estudié medicina y el curso lo hice en la Facultad de Ingeniería…no se correspondía con la carrera elegida por uno…en este curso que era de 8hs a 12hs…con una orientación netamente orientadas a explicar lo que había hecho Perón en su primer gobierno…porqué no estaba más Perón en el país…era una sola materia que hablaba de Perón cuatro horas…era frecuente que se interrumpieran las clases por el Centro de estudiantes…explicaban de manera temeraria…tiraban panfletos…se levantaba la clase…no milité nunca…los agrupamientos que estaban eran Franja Morada, el Partido Justicialista y gente del ERP, que eran los que más suspendían las clases…” Aldo

El triunfo del Peronismo en 1973 significó  aun para  los que no simpatizaban con él el convencimiento que sin este líder la situación política no tendría salida; y para la sociedad que no era peronista la percepción de que Perón no sería el mismo que en los años 50. La consigna para su regreso como gobierno era “Cámpora al gobierno, Perón al poder”, un concepto instalado por la Juventud Peronista; sin tener el consenso de otros sectores no militantes que intuían una suerte de desconfianza con su retorno. La metodología combativa con que los jóvenes ilustraron  la campaña,  produjo un fuerte rechazo a la fórmula política en los sectores medios, actitudes que no resultaban sugerentes a estos. (Sebastián Carassai pág. 38).

   Los autores  S. Carassai y  Pablo Buchbinder acuerdan en la necesidad de un profundo cambio en la Universidad de  la década de los 70, la necesidad de no perpetuarse en una posición distante en la cimentación de dicho cambio; cuyo baluarte más significativo en los jóvenes universitarios era el socialismo  o la Nueva Izquierda, ideología que era por esa época la más comulgada.
   Las percepciones, miradas, experiencias de los entrevistados Aldo y Silvia, a pesar  de haber transitado el mismo período en la universidad difieren entre sí, Aldo por su carrera de Medicina estuvo más ajeno a lo que acontecía en el ámbito socio político. Silvia por estar en una carrera de ciencias sociales, su mirada sobre la época ha confirmado (al igual que Guillermo) lo que muchos autores relatan, en dicho contexto.

Silvia sobre el mismo período nos dice:
“…en el 73 ingreso a la Facultad para estudiar Sociología…no tenía sede propia…en gobierno democrático…entré con ingreso irrestricto…cuando empecé era una hermosura…había libertad política...ingresabas a la facultad y estaban las distintas agrupaciones: Franja Morada, la gente de izquierda, cada uno con sus publicaciones en las mesas…cada uno con sus músicas…para mí fue salir de una colegio secundario muy controlado…muy controlada la Educación…muy estricto todo…ingresar en ese momento a la facultad fue abrirme a un mundo que no conocía…en época de gobierno democrático…época de Puigross ahí era todo debate, asambleas, mucho debate político, mucho compromiso por lo social…militantes había un montón…yo no milité, pero había efervescencia política dentro…los chicos/as eran diferentes a los compañeros/as que tuve en el secundario…había una consciencia colectiva que apuntaba al cambio…con inclusión para todo el mundo…una América Latina totalmente integrada..) 

“…al fallecer Perón la carrera se cierra  por un tiempo y dejo de cursar en el 77, después del golpe militar del 76…eso fue un cambio!!...después hubo un giro de 180ª en la currícula, Puigross se fue…y cambiaron todas las autoridades y también los docentes…todos…)   Silvia

      La desventura que ocasionó el terrorismo de estado, que comienza en 1976 con el golpe militar que lleva a R. Videla al poder, la desaparición forzada de militantes, las torturas, la prisión y el exilio de artistas, intelectuales, docentes, alumnos y todo aquel sujeto sospechado de ir en contra de la doctrina militar, marcó una época oscura en nuestro país. Violaciones, niños nacidos en cautiverio y apropiados por sus victimarios, fue una etapa sangrienta de esa dictadura que se vivió en Argentina. La lucha persistente y sostenida de las madres y abuelas de Plaza de Mayo, en reclamos de sus hijos y familiares desaparecidos constituyeron un ejemplo de la potencialidad que ocupó el rol femenino en esos días,  en nombre de una maternidad apolítica han demostrado su coraje y valentía ante ese formato de gobierno de facto (D. Barrancos 2010_Pag. 35).[6]

  “…siempre se habla de la dictadura militar…lo previo fue la Triple A…eso fue lo que condicionó, lo que habilitó desde un gobierno democrático a que después pasara todo lo que pasó con la dictadura…fueron años de terror, siniestros…el volver a la democracia y el clima que se vivió con el Dr. Alfonsín…en lo personal lo atesoro como una cosa de felicidad, cuando llega al gobierno para mí  fue un alivio, respirar nuevamente!...en democracia todos volvimos a vivir…) Silvia   

“… la importancia del testimonio oral no reside tanto en su "adherencia al hecho" como en su alejamiento del mismo, cuando afloran la imaginación, el simbolismo y el deseo. En este caso, las fuentes orales basadas en las memorias individuales permiten no tanto, o no sólo, la reconstrucción de hechos del pasado, sino también, mucho más significativamente, el acceso a subjetividades y experiencias que, de otro modo, serían inaccesibles para el investigador (Portelli, 1991: 42-43). Así, esta puerta que abren la memoria y el testimonio oral constituye la base de una vertiente muy rica y en pleno auge de una historiografía que toma la subjetividad como un objeto de estudio tan legítimo como cualquier otro.”
Marina Franco y Florencia Levín-2005 [7]

“Además, es preciso considerar que el testimonio expresa no sólo la percepción de un testigo sobre una experiencia vivida, sino la mirada, los discursos y las expectativas de su sociedad en el momento en que es formulado.” Marina Franco y Florencia Levín-2005 _Pág. 13




[1] D. Barrancos 2010_Pag. 28/35- en: Política y Educación: Un vínculo necesario en el debate nacional -LUGONES, G Y FLORES, J (comp) Interpretes e interpretaciones de la Argentina en el bicentenario, Bernal, UNQ P:79-89 http://www.unq.edu.ar/advf/documentos/56e84a42793b3.pdf


[2] BUCHBINDER, P. (2005) “La Renovación Universitaria 1955-1966”, en: Historia de las Universidades Argentinas. Buenos Aires, sudamericana.

[3] Patricia Sepúlveda- Clase 2- UNQ 2018

[4] FLORES, J; ARAUJO, J Y DABAT, R (2010) Política y Educación: Un vínculo necesario en el debate nacional, en: LUGONES, G Y FLORES, J (comp) Interpretes e interpretaciones de la Argentina en el bicentenario, Bernal, UNQ P:79-89 http://www.unq.edu.ar/advf/documentos/56e84a42793b3.pdf

[5] Patricia Sepúlveda- Clase 3- UNQ 2018


[6] D. Barrancos 2010 - en: Política y Educación: Un vínculo necesario en el debate nacional -LUGONES, G Y FLORES, J (comp) Interpretes e interpretaciones de la Argentina en el bicentenario, Bernal, UNQ P:79-89 http://www.unq.edu.ar/advf/documentos/56e84a42793b3.pdf



[7] Marina Franco y Florencia Levín - Historia reciente -Perspectivas y desafíos para un campo en construcción  2005 -Edit. Paidos1. El pasado cercano en clave historiográfica1

 
Fuente


Un especial agradecimiento a los entrevistados, que han permitido potenciar el recorrido histórico de la Educación en el período seleccionado, narrado en primera persona.
  Trabajo realizado para final de Cátedra en UNQ- Maestría en Educación

"El Arte de Educar"

Opinar, debatir y compartir información relacionada con Educación.

Una manera de concebir este Blog de forma más interactiva.


https://sites.google.com/site/httpsitiodeanamariablogspotcom/

Te espero !!


Bibliografía recomendada

  • !Ay, mis ancestros!-Anne A. Schützenberger-Edit.Taurus-Edic.2008
  • "Cómo se forman los capacitadores"-Arte y saberes de su profesión- Susana Huberman-Edit. Paidós-Edic.2005
  • "Educación y sociedad en la Argentina" (1880-1945)-J. C. Tedesco-Edit. Siglo Veintiuno-Edic.2003
  • "Emociones destructivas"-Como conprenderlas y dominarlas-D. Goleman-Edit.Vergara-Edic.2003
  • "Entrañas éticas de la Profesión Docente" Carlos Cullen-Ediciones Crujía-2009
  • "Filosofía con niños"-Aportes para el trabajo en el aula- Vera Wakman/Walter Kohan- Ediciones Novedades Educativas-Edic.2005
  • "Las configuraciones didácticas"- Edith Litwin- Edit. Paidós-Edic.2008
  • "Malestar en los vínculos"-Psicoanálisis de las configuraciones vinculares- Rev. De la Asociación Argentina de Psicología y Psicoterapia de Grupo-Edic. Marzo 1998
  • "Talentos, dones e inteligencias"-El fracaso escolar no es un destino- Edit. Colihue- Edic.2008
  • "Tecnología educativa"-Política, historias, propuestas- Edith Litwin (comp)/otros. Edit. Paidós Edic.2000
  • "Teoría y práctica en filosofía con niños y jóvenes"- Experimentar el pensar, pensar la experiencia-Edic.Novedades Eductivas-Walter O. Kohan (comp)
  • "Tribus Urbanas"-Cazadores de Identidad- Constanza Caffarelli-Edit. Lumen. Edic.2008
  • Aprender juntos y solos-D.W. Johnson/R.J. Jonhnson-Edit. Aique-Edic.1999
  • Arte, mente y cerebro- Una aproximación cognitiva a la creatividad- Edit. Paidós-Edic.1997
  • Educar la Mirada-Inés Dussell/D. Guttierrez-Edit.Manantial-Edic.2006
  • La escuela que queremos- M. Fullan y A. Hargreaves-Edit.Amorrortu-Edic.2006
  • La evaluación en el debate didáctico contemporáneo-Edit.Paidós-A.Camilloni y otros-Edic.2005
  • La Inteligencia Emocional-D. Goleman-Edit. Vergara- Edic.2000
  • La personalidad creadora-A. Maslow-Edit. Troquel-Edic.1991
  • Proyecto Educativo Institucional-Acuerdos para hacer escuela-Edit. Magisterio del Río de la Plata-Edic.1999
  • Sobre lo Espiritual en el Arte-V. Kandinsky-Edit. Need-Edic.1999
  • Una Subjetividad que se inventa-Marcelo Percia-Lugar Editorial-Edic. 2002

Convierte tu documento a PDF